July 3, 2001

Elena Poniatowska dice que México va recuperando tierras en EU

Caracas, 3 jul (EFE).- La escritora mexicana Elena Poniatowska afirmó hoy que México recupera actualmente los territorios perdidos en el pasado con Estados Unidos gracias a la emigración.

"El pueblo de los pobres, los piojosos y las cucarachas está avanzando en Estados Unidos, un país que quiere hablar español porque hay 33,5 millones de hispanos que imponen su cultura", afirmó Poniatowska al presentar en Caracas su novela "La piel del cielo".

La escritora dijo que la visión pesimista que tenía el fallecido escritor Octavio Paz sobre los "perdedores" mexicanos, forma parte, a su juicio, del pasado y ahora "México va recuperando los territorios cedidos a Estados Unidos con tácticas migratorias".

"Este fenómeno quizás Octavio Paz no lo previó y a mí me llena de júbilo, porque los hispanos pueden tener una fuerza cada vez mayor entre la Patagonia y Alaska", afirmó.

Se refirió también al auge del indigenismo tras la lucha que ha mantenido durante años el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el "subcomandante Marcos" en particular.

"Gracias a 'Marcos' el indigenismo está de nuevo en el tapete de la discusión latinoamericana", manifestó al presentar en un acto literario en la Corporación Andina de Fomento (CAF) la obra ganadora del premio Alfaguara de Novela 2001. Poniatowska, nacida en París en 1933, de origen polaco y que vive en México desde los nueve años, puso en duda que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) hubiera permitido por "terror a los zapatistas" la marcha desde Chiapas a la capital de sus dirigentes que autorizó el presidente Vicente Fox en marzo pasado.

"Ahora los zapatistas tienen, gracias a esa marcha, un gran apoyo de los estudiantes, de las clases medias y de las bajas, pero no de los banqueros", dijo.

"La marcha fue un mérito de Fox, y no haberse casado ayer, porque no me gustó que se gastara un millón de dólares en una cabaña para establecer un nido de amor con Martha Sahagún, su vocera y ahora su esposa", afirmó Poniatowska.

Confesó que en la novela ha tratado de plasmar, por un lado, las carencias de su país en cuidar las actividades científicas y culturales, y por otro, en denunciar la fuga de cerebros a las bien dotadas universidades de Estados Unidos, lo cual se convierte en "un drama para México". Sobre América Latina, la escritora dijo que "la corrupción es un lastre para la región" y agregó que sus "pueblos no tienen a los dirigentes que se merecen".

Poniatowska, que ha presentado en dieciséis países de América Latina la novela ganadora del premio Alfaguara, con el que se alzó el pasado marzo entre casi 600 obras, aseguró que no ha notado tantas diferencias entre un boliviano o un mexicano, o entre un argentino y un venezolano. De sí misma valoró mucho su profesión como periodista, desde que comenzó en "El Excelsior" de México en la década de 1950, y consideró el periodismo como "una lección de humildad".

Agregó que el periodismo le ha permitido conocer y entrevistar a intelectuales y artistas como Alfonso Reyes, Dolores del Río, María Félix, David Alfaro Siquieros, Diego Rivera, Luis Buñuel o Juan Rulfo.


| |